El espárrago es el tallo principal de una planta llamada Aspargus Officinalis, que puede medir hasta un metro y medio de alto. Pertenece a la familia de los puerros, las cebollas y los cebollines, aunque no se parezcan en cuanto a forma o sabor.

Gracias a los cultivos en invernadero, el mercado ofrece espárragos durante todo el año, aunque su mejor época es la que transcurre durante los meses de abril y mayo. Además, la industria agroalimentaria trabaja en la producción de espárrago en conserva, de gran demanda en todos los países.

Extealde Distribuciones suma a sus marcas Conservas Artesanas Acequia con unos espárragos blancos extra producidos en Andalucía. Se recolectan de noche y se envasan en cristal a las pocas horas de su recolección, así se consigue la textura, aroma y sabor propios de un buen espárrago.

Además de ser deliciosos y versátiles, los beneficios de los espárragos son muchos, tal y como indica la Fundación Española de la Nutrición.

Es diurético. Al estar compuesto en su mayor parte por agua, facilita la eliminación de líquidos.

Fuente de fibra. Además de su capacidad para regular el tránsito intestinal, contribuye a la reducción del colesterol y favorece la descomposición de los azúcares en sangre.

Es antioxidante. Aporta muchos antioxidantes que tienen la capacidad de neutralizar los efectos de los radicales libres. A su vez, cuenta con beta-caroteno, el cual beneficia la salud de la piel.

Los espárragos pueden acompañar a infinidad de recetas.

Favorece la función cognitiva. El espárrago tiene una buena dosis de ácido fólico. Este nutriente es responsable no solo de mejorar la salud en las mujeres embarazadas y ayudar al feto en su desarrollo, sino que, además, tiene efectos beneficiosos para el cerebro.

Es muy nutritivo. Dentro de la composición nutricional del espárrago podemos destacar que cuenta con vitaminas A, C, E y K. También contiene cromo, oligoelementos, fibra y ácido fólico. Se recomienda para los huesos gracias a la vitamina K que aporta propicia unos huesos más fuertes y sanos. Su aporte de nutrientes favorece el sistema inmunitario y ayudan a prevenir resfriados, gripe o cualquier enfermedad viral o bacteriana.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *