En la búsqueda de Extealde por dar la mejor calidad y el mejor servicio para que no te falte de nada, trae uno de los productos más consumidos: el salmón ahumado, seleccionado en Noruega por personal experto desplazado allí con la misión de elegir cuidadosamente la mejor calidad en cada época del año.

El salmón llega a las instalaciones de Copesco semanalmente, fresco, entero y eviscerado para evitar cualquier posible contaminación por manipulación. El proceso empieza verificando la calidad y frescura del salmón, y se hace con análisis organolépticos, es decir, comprobando ojos, agallas y textura, como se ha hecho toda la vida, puesto que es el método más concluyente. Sólo entonces se saca el salmón de las cajas y se inicia el proceso de elaboración.

Como en la pescadería, primero se separa la cabeza. Después una máquina filetea los salmones y se limpian con esmero por personal especializado.

Desespinación manual del salmón.

A continuación, una desespinadora extrae las espinas superficiales y manualmente se retira el resto y se verifica que el salmón esté totalmente libre de ellas. Tras un lavado, los filetes se salan a mano con sal natural y se llevan a unas salas de curación donde, con temperatura y humedad controladas, la sal penetra lentamente en el salmón expulsando el agua que contiene.

Proceso de ahumación a baja temperatura.

Una vez curado, el salmón empieza el proceso de ahumado en hornos especiales a baja temperatura. Allí se ahúma utilizando maderas nobles y una mezcla exclusiva de hierbas aromáticas, siguiendo una ancestral receta escandinava. Este proceso es llevado a cabo por un maestro ahumador que elabora la receta específica de tiempo de ahumado y cantidad de mezcla de hierbas aromáticas que necesita cada partida, en función del grosor y tamaño de los filetes, de la época del año en que han sido capturados, etc. que convierten esta fase del proceso en todo un arte. El resultado es el fino bouquet que identifica a nuestros ahumados y que tanto aprecian los consumidores.

Envasado del producto final.

Después de reposar un mínimo de 24 horas en una cámara de refrigeración, el salmón ahumado se pesa y se envasa en sus diversos formatos. Este último proceso también se realiza manualmente para mantener las propiedades organolépticas del salmón intactas.

Gracias a la unión de la tradición y la tecnología, el resultado es un salmón ahumado con textura firme y sedosa, de total trazabilidad y máxima caducidad (hasta 45 días refrigerado).

Se sirve en solomillos, marinado con eneldo, marinado whisky, en minilonchas y en pieza, según las necesidades de cocina.

Valor nutricional

Dada su alta cantidad de proteínas, el salmón ahumado es un alimento recomendado especialmente para el desarrollo muscular. Los alimentos ricos en proteínas como este pescado, están recomendados durante la infancia, la adolescencia y el embarazo ya que en estas etapas, es necesario un mayor aporte de este nutriente.

Un alimento beneficioso que se puede incluir en infinidad de platos.

El alto contenido de vitamina B3 del salmón ahumado, hace que sea un alimento beneficioso para el sistema circulatorio. Además, la vitamina B3 o niacina puede ayudar a reducir el colesterol. Por su alto contenido en vitamina B3, este pescado es recomendable para combatir enfermedades como la diabetes, la artritis o el tinnitus.

Su alta cantidad de vitamina D del salmón ahumado hace que el consumo de este pescado sea recomendable para fortalecer la piel y los huesos. Además, el consumo de alimentos con vitamina D ayuda a fortalecer el sistema inmunitario y ayuda a prevenir ciertos tipos de cáncer.

El salmón es fuente de magnesio y yodo, y su contenido medio de hierro es inferior al de la mayoría de los pescados. El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos. También forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante. El yodo es indispensable para el buen funcionamiento del tiroides, así como para el crecimiento del feto y el desarrollo de su cerebro


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *