Cuatro nombres que evocan a buenos recuerdos: El Primer Beso, Los Tres Dones, Entre Palabras y Abrí las Alas. Esta es la carta de presentación de Valdemonjas, Viñedos y Vinos, un joven proyecto familiar que se fundamenta en valores como la humildad, los orígenes, el compromiso, el orgullo y la pasión. Su nacimiento se debe a la la voluntad de resaltar las cualidades de un patrimonio vitivinícola único: los pagos Valdemonjas y Nogal de la Valera. Se ubica en lo alto de una loma en el término municipal de Quintanilla de Arriba (Valladolid) y ofrece las mejores vistas de la Milla de Oro de Ribera del Duero.   
                  
Como no podía ser menos es una bodega singular, que funciona sin conexión a la red de agua ni de luz. Para conseguirlo recogen el agua de la lluvia, que filtran y tratan para su posterior utilización. Además, cuentan con paneles fotovoltaicos y utilizan sistemas pasivos de control solar, así como ventilación natural de los espacios, que permiten prescindir de sistemas de climatización. El resultado es un vino de producción limitada, que con su exclusividad y peculiaridad sabe contentar a todo aquel que ansía algo diferente y único.
El Primer Beso:
De los parajes más frescos y vigorosos de Valdemonjas (Patio, Anfiteatro y Gallinero) proceden estas uvas frescas vendimiadas en temprana edad, a las primeras horas del día para mantener su turgencia y frescor. En la añada de 2015 utilizaron una crianza Nature, alejada de la madera. Solo el paso del invierno y del tiempo.
 
Los Tres Dones:
Es un vino de refinada elegancia, potencia y complejidad, con uvas intensas, frutos concentrados y explosivos, procedentes de las laderas de la finca de Valdemonjas (Balcón, Platea ) y en la añada de 2014 de El Nogal de la Valera. Su uva ha fermentado y macerado en micro recipientes educados de 12 a 14 meses en los mejores robles franceses.
 
Entre Palabras:
Se obtiene tras reposar las fermentaciones y se afinan de 12 a 13 meses en sintonía con las maderas de robles de las mejores procedencias. La crianza se llevó en barricas de 225 y 500 litros buscando no saturar el vino de madera, redondearlo y acompañarlo. 
  
 
Abrí las Alas:
Nace con la voluntad de poner en valor y compartir un patrimonio vitivinícola excepcional. La uva resulta de una viticultura respetuosa y sostenible, de cultivo tradicional con plantas sexagenarias. La crianza se llevó en barricas Borgoña nuevas y de un vino con dos trasiegos. En total el vino estuvo algo más de 18 meses en barrica.
 
Todos excepcionales, gracias a un concepto enológico enfocado a la potenciación de sus cualidades únicas, basado en la búsqueda de la excelencia que solo se alcanza con una uva soberbia, fruto de un terruño privilegiado, elaborada con pasión y esmero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *