Si algo tiene el verano es que activa las ganas de disfrutar de la vida y gran parte de ello viene generado por los alimentos que ingerimos durante esta época del año. Las frutas de temporada, el gazpacho y el salmorejo tienen sabor a verano, sabor a vacaciones.

En Extealde contamos con una marca de primera, Caña Nature, con un delicioso catálogo de productos frescos y refrescantes elaborados con la mejor materia prima procedente de la Costa Tropical de Granada. Una marca que nace con la vocación de aportar al consumidor la oportunidad de disfrutar de un alimento 100% natural, sin aditivos ni conservantes (ningún E) y aptos para celíacos, ya que no contienen gluten. Esto se consigue gracias al modo de elaboración con pasteurización en frío por altas presiones (HPP).

Gazpacho

El gazpacho fresco sin gluten de Caña Nature es una opción nutritiva y refrescante, que da como resultado una receta caracterizada por la naturalidad y la tradición: tomate, aceite de oliva virgen extra, pimiento, pepino, vinagre, agua, sal y ajo.

Este gazpacho ha obtenido el premio Sabor del año Top Innovación 2022, por su envasado en botellas con un 50% de plástico reciclado.

Salmorejo

El salmorejo fresco sin gluten mantiene la tradición e historia del salmorejo cordobés, pero con la variación de que es apto para cualquier consumidor. Ya que no contiene gluten y se ha reducido su alto contenido calórico. Su elaboración, a base de tomates recién recolectados de los campos granadinos, aceite de oliva virgen extra, harina de arroz, sal y ajo, le confiere una naturaleza, sabor y frescura inigualable. Y también existe una opción totalmente BIO.

Su exquisita textura y sabor permiten tomarlo como bebida o con cuchara, acompañado de tu toppings favoritos: jamón ibérico, huevo…

Al tratarse de productos naturales, sin colorantes ni conservantes, dependiendo de la época del año el color del producto puede variar.

Cuentan con las certificaciones: sello de calidad V-Label como productos veganos y valoración A de Nutriscore y la máxima garantía de seguridad alimentaria gracias al proceso de tratamiento en frío por altas presiones (HPP). Este tipo de procesado permite aumentar la vida del producto hasta ocho semanas desde el momento de su producción, nueve en el caso del gazpacho, sin perder las propiedades ni los nutrientes de los alimentos, a la vez se consigue eliminar cualquier microorganismo que pueda haber en el alimento.

Se recomienda conservar en frío, entre 1ºC y 4ºC y, una vez abierto, consumir en un máximo de dos días.


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.