Malacuera, la bodega de Castrillo de Duero de que elabora los vinos más pícaros de la Ribera del Duero, presenta Albillo Mayor, un vino fermentado en barrica que sorprende a cada trago. Albillo es la variedad autóctona que da como resultado un blanco muy fresco y explosivo a través de los intensos aromas de flores frescas, pero también de frutas de hueso. Intenso, fresco, sedoso y, sobre todo, sabroso, la nueva diablura de bodegas Malacuera es una auténtica perdición.

Este vino, que nace fruto de las mejores cepas viejas de los pagos seleccionados más destacados de esta divertida y singular bodega, se muestra como una propuesta rebelde, de corazón canalla, esencia blanca y un espíritu cien por cien de la Ribera del Duero. Un Albillo Mayor único, muy limitado y un deleite para los sentidos del que tan solo se han elaborado 533 botellas.

De color amarillo intenso, con reflejos dorados, limpio y brillante en nariz es intenso y varietal y en boca, elegante, sabroso y voluminoso. De los que envuelve la boca y tiene un final largo y persistente.

Así, se convierte en un vino perfecto para maridar con todo tipo de pescados y mariscos y también a la hora del aperitivo. Eso sí, siempre con una temperatura de servicio de entre 5 y 8 grados.

La bodega

La tierra es el origen de todo. Una tierra que ofrece unos frutos con temperamento y mucha personalidad debido al frío y al característico clima de la zona.

En Malacuera elaboran todos sus vinos con uvas seleccionadas de majuelos del entorno del Valle de Botijas, y de la comarca ribereña. Con cepas viejas y arraigadas al medio, han alcanzando la madurez de los vinos, su esencia y carácter.


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.